Nuestro Blog

Siempre nos gustaría que nuestro equipo fuese más rápido a la hora de usarlo y lo primero que se nos viene a la cabeza es aumentar la memoria RAM, pero este remedio es muy poco notable ya que el disco duro limita la ejecución de las tareas.

Todos los componentes de un ordenador han evolucionado tecnológicamente excepto los discos duros mecánicos, los cuales simplemente han aumentado de capacidad. Para obtener una mayor velocidad de ejecución de las tareas en nuestro equipo, lo que se necesita es poner un disco duro SSD (disco duro sólido), de esta manera aumentaremos notablemente la velocidad de nuestro equipo. Solamente en el arranque (depende también del procesador y la RAM que tenga el equipo) tarda unos 10-15 segundos y estará listo para usarlo. También hay que destacar que son discos duros más fiables.

La relación entre precio y capacidad de un disco SSD es un poco más elevada que el de los discos duros convencionales, pero merece la pena.

Ahora mismo puedes encontrar un Kingston de 120GB en menos de 45€, un Sandisk de 240GB por poco más de 80€ y un Sandisk de 480GB por unos 150€.

Desde INFOEXPO os animamos a que utilicéis este tipo de disco duro, después no querréis usar más uno mecánico.